Masamichi Kagaya & S. Mori

Autoradiograph

En 2011, tras el accidente nuclear de Fukushima, se liberaron enormes cantidades de partículas radiactivas. Desde entonces, la contaminación radiactiva sigue estando en el centro del debate en Japón. Masamichi Kagaya decidió participar en esta discusión capturando imágenes de la radiación para que el público pueda visualizar cómo son realmente los objetos contaminados. Durante más de 8 años ha trabajado junto a Satoshi Mori, profesor emérito en la universidad de Tokio, en este esfuerzo conjunto. Su insólita narrativa pretende desafiar la versión oficial de los medios de comunicación que defienden que la radiación es invisible, que no tiene sonido ni olor. Curiosamente, la radiación fue descubierta a través de una placa fotográfica en 1896. Antoine Henri Becquerel recibió el Nobel de Física por su descubrimiento, lo que indica que desde el inicio existieron herramientas para visualizar las radiaciones. Sin embargo, el registro visual de este tipo de contaminación siempre ha sido limitado, a pesar de los ataques con bomba atómica en Hiroshima y Nagasaki y de los desastres nucleares en la isla Three Mile y en Chernobyl. Autoradiograph es más que un trabajo fotográfico.

Nacido en 1981 en Japón, se licenció en el Departamento de Ciencia Mecánica en la Universidad de Waseda y en Spéos, Instituto Fotográfico de París. Su trabajo se ha expuesto más de 25 veces en Japón, así como en Canadá, Francia o en festivales como Format Festival, Ars Electronica, Lianzhou International Photography Festival o Breda Photo. Ha aparecido en más de 15 periódicos y revistas en Japón y el extranjero, incluyendo Libération y Le Monde, de Volkskrant GEO magazine o Asashi Shimbun. Medios como Reuter TV, Nippon TV News se han hecho eco del mismo y aparece también en el documental de NHK Radioactive forest, que ganó el National Arts Festival Award en 2016.