Haley Morris-Cafiero

The Bully Pulpit

En su primer y rompedor ensayo fotográfico, Wait Watchers, Haley Morris-Cafiero utilizó su cuerpo como campo de experimentación sociológica. La fotógrafa, retratada como una turista despistada, provocó reacciones de asombro y desaprobación entre los transeúntes, inconformes con el volumen de su cuerpo. En 2013 sus autorretratos se viralizaron y dieron mucho de sí. “Hasta hoy, he recibido millares de correos electrónicos y comentarios de desconocidos que me llaman fea, gorda, enfermiza y me dicen que debería cambiar o morir” cuenta la autora originaria de Memphis. Esto la animó a concebir su siguiente trabajo, The Bully Pulpit, consciente de que las fotografías no pueden ser “apagadas” de Internet. Morris-Cafiero analiza las fotos que 24 de sus acosadores usan en sus propios perfiles de las redes sociales. Después, se disfraza para parecerse a ellos. En cada autorretrato incluye uno de los comentarios agresivos que le dejaron. La estética fake hace alusión a la falsa sensación de seguridad que ofrece Internet. Fotógrafa, artista, provocadora y espectadora al mismo tiempo, Morris-Cafiero nos obliga a reflexionar sobre la representación visual del cuerpo femenino y conceptos asociados como belleza, aceptación, tolerancia y ciberacoso.

Nacida en 1976 en Tennessee, Estados Unidos, es licenciada en fotografía y cerámica. Finalista de la Beca Fullbright en 2016, realizó un máster en Arte en la Universidad de Arizona. Performer,  artista, provocadora,  y espectadora, explora el acto del reflejo en su fotografía. Sus fotografías han sido expuestas en los Estados Unidos y el extranjero, y publicadas en numerosos medios como Le Monde, New York Magazine o Salon. Fue nominada al Prix Pictet en 2014. Su monografía, The Wait Watchers, fue publicada en 2015 por Magenta Foundation. Es profesora de Fotografía y vive en Belfast.