Ezio D’Agostino

NEOs

Durante siglos Luxemburgo fue un país muy pobre a pesar de poseer las reservas de hierro más grandes del planeta. Sin embargo, la calidad del hierro era baja debido al alto contenido en fósforo que tenía, lo que impedía su utilización. En 1877 Sidney Thomas patentó un sistema para separar el hierro del fósforo, un descubrimiento que permitió a Luxemburgo desarrollar una importante industria metalúrgica. Pocos años después, este país destacaba como el mayor exportador de acero del mundo, hasta que estalló la crisis de 1970. Entonces Luxemburgo decidió cambiar su modelo económico e inaugurar un nuevo ciclo basado en los servicios financieros, lo que lo convirtió en el segundo país más rico del mundo. Ante el temor de una nueva crisis financiera, en 2016 Luxemburgo comenzó a buscar una alternativa en la explotación de recursos mineros procedentes de asteroides y objetos cercanos a la Tierra. En NEOs el fotógrafo italiano reflexiona sobre el proceso de desmaterialización de la riqueza en este país. A través de imágenes abstractas o futuristas, D’Agostino ofrece un viaje visual a un espacio capitalista que está por llegar.

Nacido en Italia en 1979, vive y trabaja en Marsella. Licenciado en Arqueología, ganó una beca para estudiar Fotografía Documental en la Scuola Romana Di Fotografia. Su trabajo ha sido expuesto en importantes festivales e instituciones de todo el mundo, entre los que destacan Le Bal, CNA – Cente National de l’Audiovisuel, FotoGrafia Festival Internazionale di Roma, International Fotobook Festival Kassel o Paris Photo. Ha recibido, entre otros, los premios Portfolio Night – Centre National de l’Audiovisuel, Best Book – PhotoEye, Prix HSBC Pour la Photographie, FotoGrafia Award, Dummy Award Kassel, Prix SFR Paris Photo. Colabora con Genda Magazine.